orientación profesional

En ese caso para Estella Acosta Pérez , orientadora y profesora asociada de la UAM, jubilada, "no se puede denominar orientación profesional. Incluso se puede idealizar un proceso que no cumpliría las mínimas condiciones o en el cual se van a cometer errores graves. Para la OCDE nos referimos a “los servicios y actividades cuya finalidad es asistir a las personas, de cualquier edad y en cualquier momento de sus vidas, a ejercer opciones educativas, de formación y laborales y a gestionar sus profesiones”.Habría que agregar su carácter "público, con rentabilidad social, que necesita dotación de personal y de materiales, de incorporación de nuevas tecnologías, con planes coordinados y evaluables, formación continua pública y eficaz, sin privatizaciones de la búsqueda de empleo, donde la formación no sea una mercancía más con la que se obtienen beneficios..."